Diagnóstico actual de ERGE: Consenso de Lyon